La alimentación en perras preñadas

Publicado el por para ePerros.com
Alimentación Artículos Cuidados

Las perras preñadas necesitan ciertos cuidados para asegurarnos de que tanto ellas, como sus cachorros, están sanos. Una de las claves es la alimentación durante el tiempo de gestación.

Durante los primeros días de embarazo, la nutrición no varía, pero a medida que avanza el desarrollo fetal, las necesidades alimentarias de la perra varían.

La alimentación de la hembra preñada

La alimentación de la hembra preñada es importante para aportar, tanto a la madre como a los futuros cachorros, la energía y nutrientes precisos.

El embarazo canino dura entre 63 y 67 días. Ésta es una etapa muy exigente para la perra, su cuerpo experimenta importantes cambios para adaptarse a los cachorros que crecen en su vientre y que requieren alimento, recibido a través de la placenta. Por esto, es importante alimentar a la perra embarazada correctamente para que la gestación ocurra de manera saludable.

Una hembra embarazada necesita proteínas extra y gran cantidad de energía. Es recomendable utilizar comida de cachorros durante la etapa de gestación, ya que tiene muchas proteínas y energía para la perra y sus cachorros. Además, la alimentación con comida para cachorros debería extenderse a la etapa de lactancia.

Alimentación durante las primeras semanas de gestación

Los cambios en el cuerpo de la hembra gestante no son aún visibles durante las dos primeras semanas. Su alimentación ha de ser la habitual, en función de su raza y tamaño. También debe mantener su actividad física normal, con sus paseos y sus juegos.

Los síntomas suelen aparecer antes: las hembras caninas también padecen malestar por el embarazo. Para evitar las náuseas lo ideal es proporcionarle pequeñas raciones de comida, dosificadas a lo largo del día, para prevenir que pierdan las ganas de comer.

A medida que el embarazo avanza debe aumentar la cantidad de alimento

El desarrollo de los cachorros se acelera a partir de la quinta semana de gestación, por lo que la necesidad de incrementar la ingesta de nutrientes aumenta.

Por cada cuatro cachorros gestados, la perra debe incrementar un 5% la ingesta de alimento cada semana, aumentando al ritmo que lo hacen los pequeños cachorros. De manera que en la novena semana de embarazo, la perra requerirá una cuarta parte más de lo que comía antes del embarazo.

En la fase final del embarazo disminuye el apetito

 En el vientre materno los cachorros no paran de crecer y ocupar cada vez más espacio, por lo que la perra perderá el apetito notablemente. Conviene ofrecer frecuentemente pequeñas raciones de comida a la madre.
Aunque la perra no quiera comer, debemos dejar siempre comida y agua fresca a su disposición.
Alimentación de la perra preñada

Medicamentos y suplementos para la perra preñada

Antes de la sexta semana de gestación no son recomendables los suplementos nutricionales y vitamínicos. Un aporte desmesurado y repentino de estos complementos podría causar un crecimiento anormal de los embriones y su crecimiento exagerado, poniendo en peligro a la madre en el momento del parto.

Los medicamentos deben ser evitados durante todo el embarazo salvo receta expresa del veterinario, ya que podrían provocar problemas congénitos en los cachorros.

Cuidado con el peso de la perra preñada

La placenta constituye la mayor parte del peso que gana una perra preñada. Los cachorros engordan sin descanso dentro del vientre materno, explicando el resto de kilos que coge la perra durante el embarazo. El embarazo puede favorecer que un anormal sobrepeso pueda pasar desapercibido.

La obesidad en una hembra preñada puede causar problemas durante la gestación y el parto, por lo que es conveniente vigilar su peso durante todo el proceso. Es importante aumentar los controles de peso y apuntar los datos regularmente. En caso de encontrar alguna anomalía o exageración, se debe consultar cuanto antes con el veterinario.

Consejos clave a recordar para la alimentación de la perra preñada

  • La alimentación de la hembra preñada debe ser la habitual durante las dos primeras semanas de gestación.
  • Al comenzar las náuseas, conviene darle a la perra pequeñas dosis de comida, repartiéndolas a lo largo del día.
  • Los suplementos vitamínicos y nutricionales no son recomendables hasta la sexta semana de gestación.
  • Los medicamentos deben ser evitados durante todo el embarazo de la perra.
  • En caso de aparecer problemas, se ha de acudir inmediatamente al veterinario.

 

 

Última actualización: 12/09/2017
Escrito por Natalia C



Publicidad
Artículos relacionados sobre mascotas
Agrega un comentario que puede aportar a este tema, recuerde siempre expresarse con propiedad, evite los errores ortográficos, por medidas de seguridad todos los comentarios son moderados antes de que aparezca en este sitio web.
  1. Paqui - 5 Oct 2015 7:11pm #

    Tienen que alimentarse bien para que tenga cachorritos sanos.

Deja un comentario

Diez + Trece =