¿Cómo enseñar a un perro a ser sociable?

El socializar a un perro es un paso importante para poder disfrutar de un perro con una mentalidad sana, que no desarrolle problemas posteriores de ansiedad, miedos o inseguridades que se representarán en formas de ladridos fuertes cuando esté enfrente de su fuente de pánico.

Enseñar a tu perro a ser sociable

Si ayudas a tu perro a que se socialice, crearás un mejor nivel de vida para el mismo, generando que se comporte de una manera natural y mucho más instintiva, sin temor a todo tipo de ruidos, personas corriendo por la calle, personas en patines etc…

rambo-socializar-a-un-perro

Para comenzar, intenta que el perro olisquee las hierbas del campo sin lamerlas, pero que explore, esto es vital para que se vuelva sociable, ya que aprenderá a reconocer olores y a investigar, agudizando su ingenio. Dale tiempo para que valore lo que está bien y lo que está mal y sobre todo, déjalo actuar sin que exista el peligro de que cometa un error, en el caso de que lo haga dale oportunidad de que se dé cuenta y corrígelo llegado el caso, por ejemplo si adquiere un miedo, será importante que aprendas a controlarlo para que así éste no se vuelva crónico.


Además de saber explorar su entorno, deberá conocer desde pequeño todos los tipos de cachorros y perros adultos que lo rodean, pudiendo dejar que saluden a sus compañeros, siempre con la debida atención para que no se produzcan altercados. Deja que tome contacto oliéndose el hocico y jugando, pero nunca dejes que el perro lo embista desde lejos con una actitud dominante, podría tomarlo como una costumbre y luego generar problemas en el saludo de otros perros grandes. Aunque hay perros que son calmados, te encontrarás con que otros enseñan los dientes de una manera fácil y que están predispuestos a las peleas, por lo que deberás estar prevenido y atento al comportamiento de tu perro.

Intenta que si pasa algo así y se te presenta un perro algo cascarrabias, caminar como lo habías hecho antes e imponer disciplina en tu perro, normalmente esto es lo que suele funcionar, asegurando que el otro perro desiste de su deseo de pelear. Si tienes la oportunidad de dejar a tu perro jugar sólo en un parque exclusivo para perros vallado, déjalo un poco con tu supervisión siempre, hay algunas ciudades que poseen este tipo de parques para mascotas y es una brillante experiencia para que aprenda a estar con perros de su misma o diferente raza.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

5 × dos =