Hacían barbacoa mientras apostaban en peleas de perros

Un chalé en el municipio de Güímar, en la isla de Tenerife, ha sido el lugar en el que se ha producido un hecho realmente desolador, mientras a un lado unos individuos asaban carne y patatas, otros se dedicaban a apostar alrededor de un cuadrilátero de 10 metros cuadrados en el que varios perros se peleaban a muerte, la mayoría de raza Pitbull y Bardino.

Varios policías nacionales, venidos de la Península en exclusiva para el caso, irrumpieron en la vivienda por la tarde, registrando y cacheando a la veintena de individuos que fueron arrestados. Al mismo tiempo, un grupo de veterinarios se hizo cargo de una docena de perros, tres de ellos heridos gravemente. Al día siguiente los perros fueron trasladados a un albergue de animales al sur de la isla.

Entre los detenidos hay peninsulares, grancanarios y tinerfeños, uno de ellos vecino de Güímar encargado de una finca vecina donde tenía una gran cantidad de perros y que, además, ejerce de policía local en Adeje. Las unidades especiales de la Policía Nacional llegaron la semana pasada a la Isla con objeto de desmantelar una red de apuestas ilegales en peleas de perros que opera a nivel nacional. En primera instancia las unidades de Policía Nacional tenían planificados seis registros en Tenerife, de los cuales ya se han llevado a cabo tres (Güímar, El Ortigal y Arona).


Fotos por Fran Pallero
Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

veinte − 17 =