Cree que su perro está lleno de picaduras pero al llegar al veterinario descubre otra cosa

La semana Jackson, el perro de raza Mastín Inglés de Hayden Howard de Seymour, Estados Unidos, empezó a mostrar marcas extrañas en la piel. El perro había estado por el patio trasero y volvió a casa como si estuviera lleno de picaduras de insectos.

Al examinarlo de cerca, Hayden reparó en que no eran picaduras sino agujeros.

Quedé impactada y no sabía ni siquiera qué pensar”, relató Hayden a la cadena de noticias local KTLA.

Hayden llevó a Jackson inmediatamente al veterinarios y cuando estos lo examinaron, descubrieron numerosos balines incrustados en su piel.


El perro tenía balines por todo su cuerpo: bajo los párpados, en la oreja, en la rodilla y por todo su lomo. A Hayden los veterinarios le entregaron un bote con todos los balines que le habían sacado a Jackson, en total, 27, otros balines tuvieron que dejarlos donde estaban y otros habían salido dejando agujeros vacíos.

En total, algún desalmado había disparado 70 veces contra el perro.

 

Cuando la policía se acercó a investigar encontró balines en un árbol del patio de Hayden lo cual indicaba que provenían del patio de su vecino. La policía registró la casa y encontró una pistola de balines y munición, por lo que el dueño fue arrestado, el cual había sido arrestado en otras ocasiones por asuntos de drogas, pero nunca antes por crueldad animal. La policía se encuentra a la espera de los resultados del laboratorio de balística, aunque no tienen muchas dudas de que el vecino haya sido el responsable de los disparos a Jackson.

Esperamos que Jackson se recupere pronto.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

2 × uno =